Nuevo Párroco y Vicario para Parroquia de El Impenetrable

20 jun. 2014

(Diócesis de San Roque de Presidencia Roque Sáenz Peña). El pasado 14 de junio Monseñor Hugo Barbaro presidió la Santa Misa en la Parroquia San Francisco Solano de la localidad de El Sauzalito y puso en posesión al nuevo párroco, Pbro. Julio Adolfo Kocka, y al vicario Pbro. Roberto Carlos Ramírez.

La sede de la parroquia se encuentra a 420 km de Pcia. Roque Sáenz Peña,  al noroeste de la Provincia del Chaco, a orillas del río Teuco. El recorrido para llegar a El Sauzalito incluye unos 250 km por tierra, y así son sus caminos para llegar a las aproximadamente 60 comunidades de ese amplio territorio. Incluye las localidades de Misión Nueva Pompeya, Fuerte Esperanza, Comandancia Frías, El Pintado, El Sauzal y otras poblaciones y parajes rurales. Cuenta con una de las presencias más numerosas del país de aborígenes Wichi y Qom.
El actual párroco y su vicario toman el relevo a Monseñor Fernando Martín Croxatto, actualmente Obispo Auxiliar de Comodoro Rivadavia, que atendió durante cinco años esa amplia zona.
El presbítero Julio Adolfo Kocka nació el 9 de julio de 1970, en Tres Isletas y ahí vivió hasta ingresar al Seminario "La Encarnación" de Resistencia. Fue ordenado sacerdote el 20 de diciembre de 1996. En los últimos años fue párroco en Campo Largo. Realizó estudios superiores sobre Orientación Familiar y actualmente continúa la Licenciatura en la misma orientación en la Universidad Austral. Es profesor del seminario diocesano.
El presbítero Roberto Carlos Ramírez nació en Avia Terai el 4 de julio de 1977. Es Profesor de Psicología. En el 2005 ingresó al Seminario "La Encarnación" de Resistencia y fue ordenado sacerdote el 10 de mayo de 2010. Su tarea sacerdotal la desempeñó en las parroquias de Pcia. R. Sáenz Peña y es profesor del seminario local.
El Obispo  dio una breve catequesis en su homilía sobre Dios Uno y Trino. Alentó al trato con Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo acudiendo a ejemplos concretos. Al referirse a la etapa que un nuevo párroco supone, animó a que deben apoyarse en una vida cristiana más profunda y auténtica para realizar la amplia misión de dar a conocer a Cristo tan necesaria en todas partes, pero muy concretamente en El Impenetrable. También  les habló de que el trato con Dios les hará más solidarios antes las necesidades humanas y espirituales tan evidentes en la zona. 
A la mañana del domingo Monseñor Barbaro y ambos sacerdotes se dirigieron a la comunidad de Misión Nueva Pompeya. Allí el Obispo presidió la Santa Misa y presentó a los sacerdotes. Al final de la Misa pudieron saludar a muchas personas, entre ellos a una buena representación de la comunidad Wichí. Pudo compartir con fieles de la zona y reunirse con las religiosas Lauritas y los religiosos Maristas que trabajan en el lugar.
Por la tarde se trasladaron a Fuerte Esperanza, el Obispo presidió la Misa, presentó a los sacerdotes y pudo reunirse con algunos fieles y religiosas.
En las distintas comunidades los fieles manifestaron su agradecimiento y alegría por a los nuevos sacerdotes renovando su deseo de colaborar. Autoridades civiles también saludaron al Obispo y dieron la bienvenida a los sacerdotes.

Fuente: Padre Walter Groh, Oficina de Prensa, Obispado San Roque