Fiesta de la Divina Misericordia y canonizaciones

30 abr. 2014

Fiesta Diocesana por la Divina Misericordia y las canonizaciones de dos Papas

(Diócesis de San Roque de Presidencia Roque Saenz Peña) En distintas comunidades de la Diócesis se celebró la Fiesta de la Divina Misericordia, junto a las canonizaciones de los Papas Juan XXIII y Juan Pablo II. Monseñor Hugo Nicolás Barbaro asistió a varios eventos.

El domingo 27, por la mañana, la localidad de Villa Ángela recibió peregrinos de distintos puntos de la Provincia. A las 7.30 hs presidió la Misa de acción de gracias por las canonizaciones el Superior Mayor de los padres Redentoristas, Padre Enrique Kaczocha.


El Obispo presidió la Misa central a las 10 hs. Bendijo el relicario con una gota de sangre de San Juan Pablo II que al final de la Misa se entronizó en un altar lateral de la Divina Misericordia. En la homilía el Obispo explicó el sentido de una canonización y habló de Juan XXIII y de Juan Pablo II. Se detuvo en varios ejemplos imitables de la vida de este último Papa Santo.  La fiesta continuó con el almuerzo, la Coronilla cantada a Jesús Misericordioso, además de la película de San Juan Pablo II.

Por la tarde, en el otro extremo de la Diócesis, en la localidad de Tres Isletas donde se encuentra el Santuario Diocesano de la Divina Misericordia, se concentraron miles de fieles, particularmente jóvenes. A las 8 se dio inició   la "Caravana de la Misericordia", encabezada por el Cuadro Peregrino de Jesús Misericordioso y la Virgen Peregrina de Nuestra Señora de Itatí. La caminata comprendió un recorrido de 15 km, animada con cantos y oraciones.

El arribo al Santuario fue cerca del mediodía. Los fieles colmaron el Santuario para rezar frente a la imagen de Jesús Misericordioso, durante toda la Jornada muchos pudieron acudir a la Confesión Sacramental; seguidamente se proyectó un documental del recién declarado Santo, Juan Pablo II que promovió la devoción a Jesús Misericordioso.

Tras el almuerzo y la a animación musical, a las tres de la tarde, hora de la Misericordia, se cantó la Coronilla a Jesús Misericordioso e inmediatamente dio inicio a la Santa Misa presidida por el Obispo Hugo Nicolás Barbaro, quien en la homilía recordó el significado profundo de la Misericordia: "Dios es Misericordioso porque perdona nuestro pecados, nos perdona de verdad, siempre sale a nuestro encuentro para ofrecernos su perdón; Él se compadece de nosotros y no mira de lejos y se lamenta por lo que nos pasa, sino que se involucra y nos acompaña, nos perdona y nos cura las heridas del alma, a imagen de la parábola del buen samaritano". Asimismo animó a los presentes a experimentar la cercanía de Dios y a ser misericordiosos con los hermanos: "También nosotros debemos perdonar de verdad, si bien a veces cuestas sacar el rencor y el resentimiento, confiemos en que Dios sana nuestras heridas, también nosotros debemos acercarnos y ayudar al hermano que pasa un momento difícil". Refiriéndose a los nuevos santos animó a tomarlos como modelos que se dejaron tocar por Dios e hicieron muchas cosas muy buenas para el bien de su Iglesia. 

Al concluir la Santa Misa, el Rector del Santuario, el presbítero Roberto Gonzales, agradeció a Monseñor Barbaro su presencia como también a los sacerdotes y tantos fieles, incluso de otras localidades. Luego de la Misa, el Obispo, se dirigió al interior del Santuario para bendecir e entronizar  una imagen de San Juan Pablo II. Antes de retirarse saludo a muchos de los presentes.

Fuente:
Padre Walter Groh
Oficina de Prensa
Obispado San Roque