La comunidad católica argentina, muy satisfecha

13 dic. 2013

El vocero del Episcopado, padre Jorge Oesterheld, opinó que la distinción es particularmente relevante por provenir de una publicación “que no es proclive a destacar a las personalidades y el accionar de la Iglesia”. Además, consideró que la elección contribuye a la difusión del Evangelio,

En la comunidad católica argentina se recibió con gran alegría la elección del Papa Francisco como el hombre del año por la revista Time. El vocero del Episcopado, padre Jorge Oesterheld, opinó que la distinción es particularmente relevante por provenir de una publicación “que no es proclive a destacar a las personalidades y el accionar de la Iglesia”. Además, consideró que la elección contribuye a la difusión del Evangelio, al poner de relieve a su gran heraldo de hoy.

“Seguramente a Francisco no le interesa ser un personaje porque es muy humilde, pero la distinción es compatible para la difusión del Evangelio en la que está empeñado, al ser reconocido por una publicación de tanto prestigio”, señaló Oesterheld.

Además, dijo que hay que ver esta elección en el marco de “la falta de liderazgos, no en el sentido de que el Papa no tiene ‘competidores’, sino en orden a que la Iglesia cuenta hoy con un hombre de grandes condiciones”.

Por su parte, el presidente de la Acción Católica Argentina, el laico Emilio Inzaurraga, dijo: “Me parece bárbaro, lógico y que refleja una realidad evidente. Francisco se posicionó –agregó– como un líder espiritual de toda la humanidad, no solamente de la Iglesia católica. Su actitud de sencillez, de focalizarse en los problemas de las personas y ponerse como servidor de todos, poniendo a la Iglesia en esa sintonía, es un ejemplo y a la vez nos compromete”.

En tanto, la filósofa católica Paola Del Bosco, flamante miembro de la Academia Nacional de Educación, consideró que la elección de la revista estadounidense “abre una gran esperanza a la humanidad porque, si una publicación como Time valora a Francisco, una persona buena, humilde y auténtica y lo elige como personalidad del año, quiere decir que optó por reconocer valores para la humanidad ”. De todas formas, consideró que la elección “no le va a quitar al Papa su humildad”.

La elección también cayó muy bien en otras comunidades religiosas.

Para el rabino Daniel Goldman, de la Comunidad Bet El, “era algo esperado” por su personalidad y entrega. Consideró que la distinción “coloca al Papa en su verdadera dimensión de líder espiritual mundial”. Además, opinó que “es un reconocimiento a la revolución que está produciendo en el mundo en base a un compromiso con las personas de carne y hueso, no con las estructuras”.

Finalmente, el secretario de Cultura del Centro Islámico, Ricardo Elía, afirmó que el Papa “es el gran heredero de la tradición de San Francisco de Asís. En menos de un año logró evitar una guerra (la de Siria) y nos ha demostrado ser el gran amigo de los pobres y los desamparados, y un verdadero puente de amor y paz entre las religiones, las culturas y los pueblos”. Y redondeó: “Se trata de ese legado que no busca ser comprendido, sino comprender, ser amado, sino amar”.
Fuente: clarin.com